30 de noviembre de 2017

Reseña: Amy e Isabelle – Elizabeth Strout


Titulo: Amy e Isabelle
Autor: Elizabeth Strout
Editorial: Seix Barral
Número de páginas: 429 












Sinopsis

Isabelle es una mujer viuda que vive en un pueblecito cerca de Boston con su única hija, Amy, de 16 años. La relación entre madre e hija es tensa y la comunicación prácticamente inexistente. Cuando un nuevo profesor de matemáticas llega al pueblo, la vida de Amy da un giro radical: el profesor y la alumna empiezan una relación que despierta la sexualidad de Amy. Y, poco a poco, Amy descubre un mundo diferente, que no tiene nada que ver con el ambiente claustrofóbico que vive con su madre. Cuando Isabelle descubre que su hija mantiene una relación con el profesor, se siente humillada y traicionada, rompe con su hija y, a la vez, se sumerge en sus frustraciones y se arrepiente de no haber vivido su vida.

Opinión

Yo siempre había sido muy unida a mi madre y recuerdo que siempre la seguía a donde fuera cual bebé pato detrás de su mamá pato, pero en un punto de mi adolescencia empecé a alejarme de ella y no porque era una loca alcohólica-fumadora, sino que noté que todo el parloteo que yo le decía, en realidad, ella nunca lo escuchó y luego de mi desarrollo noté que ella sólo escuchaba lo que quería, así que año tras año nuestra relación se deterioró por falta de comunicación y no éramos las mejores amigas pero nos cuidamos mutuamente.

Amy e Isabelle retrata cierta parte de mi vida adolescente, yo no era como Amy ni mi madre como Isabelle (creo que al contrario, mi mamá es súper extrovertida y exótica) pero esa tensión que se «respira» al inicio del libro presenta esa tensión que se forma entre una madre y una hija que está dejando de ser una niña y quiere explorar mucho más pero que la madre la sigue viendo como la niñita que ella aún recuerda. Es por ello que Amy le oculta muchas situaciones y vivencias que tiene, a su mamá para no herirla, sobre todo, más que por no discutir.

Este libro no sólo presenta la tensa situación entre una madre y una hija, sino la situación de algunos habitantes de Shirley Falls, un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra. Se presentan pequeñas focalizaciones a algunos personajes de Amy e Isabelle porque la narración es heterodiegética –narrada en tercera persona- permitiendo así esta opción.

Esta historia es sobre la vida de los personajes en una cotidianidad parecida a la nuestra, me parece que ambientada en los años 90, así que podría ser la cotidianidad de los 90 en un pequeño pueblo en Nueva Inglaterra.

Los personajes son todo en el libro, la evolución Isabelle y Amy me fascino mucho; Amy era una chica tímida, que vivía con miedo de lastimar a su mamá. Isabelle es una mujer que a sus 30 y pico de años se había quedado estancada y llevaba una vida monótona, en su soledad y había arrastrado a Amy a vivir así.

Pero la llegada del profesor Robertson al pueblo, al colegio de Amy, les cambia la vida a las dos para siempre. Amy descubre una atracción hacía Robertson y la acción es recíproca. La relación de ellos evoluciona de maestro y estudiante a amantes, y es con el profesor que Amy descubre una nueva faceta en su vida, pero tan pronto como inició acabó, Isabelle se entera de la relación y finaliza esa situación, consiguiendo así, que Robertson dejara el pueblo quedando Amy desolada, la mamá por su parte está llena de rabia y tristeza, no entiende bien el por qué de su odio; y su tristeza es porque cree que ha fallado como madre.

En esta parte del texto, se ve un choque en el interior de estas mujeres, se enfrentan a la decisión de qué van a hacer ahora que ellas han tenido un enfrentamiento y que en esas pocas palabras que compartieron, se dijeron todo lo que sentían, esta parte de la historia marca la evolución de Amy e Isabelle, cada una enfrenta su pena y luego maduran por sí mismas y con ayuda de otras personas que se abren paso en sus vidas.

El que ellas maduraran me hace sentir bien, porque al inicio de la historia a ninguna de las dos las aguantaba, me daba coraje que a una sola palabra que dijera cualquiera de las dos, la otra se imaginaba una «película» que no era por ahí y se llenaban de rabia en su mente.
El libro que no les resulte confuso por momentos, lo que pasa es que tiene prolepsis, es decir, cuenta algunas cosas que les ocurrirá en el futuro a los personajes. De hecho la historia en un comienzo tiene saltos hacía atrás, analepsis (los llamados flashbacks tienen su nombre en español) y es genial ver estos recursos en el libro.

Algo que me molestó del libro o de la historia (ya esto es algo que va mucho a mi moral) es que haya sido un hombre quien hiciera despertar la mujer en Amy, no me gustó eso, pero bueno, Strout construyó así el mundo de este libro y se requería de un hombre mayor para Amy saliera, por fin, de su cascarón.

Dejando eso de lado, la historia por su tratamiento de los personajes, el uso de recursos literarios y por su esteticismo le doy la puntuación cuantitativa de 4 puntos de 5.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario